sábado, 22 de agosto de 2009

Frente a frente - ricardo marcenaro poema y pintura.

Frente

a

Frente

Frente a frente sabrás qué es lo que queda: ¿El profundo amor por el otro o la idea del amor que profundamente lo habitó?

Se una máquina de enfrentar. Nada ni nadie se te pase de largo. Los que sí: Eran nO.

Ahí estarás nuevamente espectral en un detalle solar. Los amados lo revivirán hasta morir. Sonrisa y dolor hasta sonreír CompletaMente. Acepta: el precio de la HuElla.

Por alguna razón todo esto sucede entre las personas. Repetidamente. De ser a ser. De tiempo en tiempo. De generación a generación: ObcecadamentE.




Ricardo Marcenaro

22 de agosto de 2009

Bike to 33 Orientales street. A refuge of mine. San Isidro. Buenos Aires province. Argentina, En bicicleta a la calle 33 Orientales. Un refugio mío.

-










Hablándome - ricardo marcenaro poema



Hablándome




Uno mientras respira cree respirar y de verdad respira porque uno sabe que sino estaría muriéndose pero sucede que uno igual está muriéndose respirando aspirando sintiendo resintiendo disparado de dolor.

Cuando el dolor nos dispara, amigos, saben, la pólvora inmediata y las venas como mechas y los pulmones como bombas de amar la guerra en vez de cuando los pulmones amar el fuego de tu fuego en la pólvora de nuestro sexo amara

¿A dónde se fue todo eso que ya no quieres porque todo fue una gloria un desastre una ensalada de egos de territorios de propiedades de adjetivos calificaciones y hasta por puntos nos sentíamos ibamos ibamos a dónde?

Claro quisiera tenerlo claro al claro de la palabra claro inundarme de ella decir claro y que claro todo se aclare y se me abra la palabra claro como agua que tengo en este alma transparente que te mostré siempre claramente

No podes haber olvidado llora algo dentro tuyo como espuelas masticadas dentro secan el vino de la sangre en la boca del estómago donde el diafragma se acera contra los tejidos escleróticos infectados de quién más

Ya sé

Exagero

Ojalá te habitarán estos relámpagos en las piernas que deshago en las manos para no matar.



Ricardo Marcenaro

22 de agosto de 2009

Music: Chopin. Sonata Nº 3. Op. 58. Marta Argerich

video

Nadie No Eres - ricardo marcenaro poema


Nadie no eres



Estadísticas amables

Aquí estoy

Bendito,

¿Cuántos mudos?

Curvas y torres,

Lunas y países,

Imagino,

Alguien desde el desierto,

Otro en el Paris agrisado y

Elegante,

Saludan desde la India,

¿Cómo puede ser?


No son números

Solamente

¿Qué es un vector

Entonces?

Lo son,

Digo:

Los números,

No son fríos.


La tumba día hora

Conteo

Contará también.

La cifra es

Ineludible.

Vive hasta el

Último

Segundo,

A nadie le

Pidas

Perdón

Por

Eso.




Ricardo Marcenaro

22 de agosto de 2009


ricardo marcenaro bitácora. ?





?(clic here)




¿Cuántos lugares abandonó para ser artista?

No salgo de mi trabajo, mi trabajo pide soledad, salir es salir de mí.

¿Cuántas personas abandonó para ser artista?

No salgo de mi trabajo, mi trabajo pide soledad, salir es salir de mí.

¿No se siente egoísta?

No salgo de mi trabajo, mi trabajo pide soledad, salir es salir de mí, abrazo el universo.



Ricardo Marcenaro

22 de agosto de 2009



X - ricardo marcenaro poema



X (clic here)




Hay veces que todo se resbala como un alud de fango, Las raíces parecen hacerse de gelatina, nada es fijo, Una espuma densa de piedras rasca retumbos, conmueve, Me retumbas, alud, un sonar dice qué haces, Me agito, calma, casas enterradas, niños que no gemirán más. Un trámite, cien pasos y una ciudad que se corta de un planazo. El bus se enloquece en las esquinas y parecer rebotar contra los cordones de los barrios de la inundación, altos, duros, llenos de ladrones. Casa por casa, día por día, trazando vectores, desnudo la angustia de terminar de pelarlo todo, no darás vuelta la cara Ni clavarás el puñal en la puerta de mi casa con un cartel de risa, Nada está bien de tu todo bien, morada casa llena de escombros, Lleno de escombros estoy, morado, lleno de saliva cuajada, de patadas que retumban en mi cabeza, nada está bien de tu todo bien ni de tu contagio, nada, nada, esa nada vaciada que ahora va a enfrentarte sola o con regimientos, uno por uno, uno por uno hasta llegar a los mil, Loco retumbo de la humillación de tú espalda deshaciendo costuras arraigadas, agujas oxidadas en mi carne que no son remiendo, nada está bien, tengo las tripas cocidas al cerebro y una humillación como nunca. Ahora lo que no te importaba nada en mi terreno va llevar el espejo astillado al tuyo, veremos cuanto te importa lo que no te importa, frente a frente, no como gustaste corromper. Esposado me pegaban de a cinco, atado a la cama sin colchón fui el cordero de Dios asado en la parrilla de los dioses de la picana, escupo cien punk de barrio con una facilidad que no te imaginas. Oigan compañeros, cada día podemos despedirnos, no lo olviden, Y cuando caigan cascotes celestiales y vean una catarata prendiéndose fuego, es mi alma, Entonces sí, lloren, semillé todo lo que pude si retacearme nunca como los imbéciles.




Ricardo Macenaro

22 de agosto de 2009


Argentina: La Boca - ricardo marcenaro poema - 70's








70s



Necesito ir al Riachuelo, ver la casa donde viví,

Recordar, tratar de encontrar, sueño y poema,

La motoneta con que iba al trabajo entre la bruma,

No sé cómo, a contar billetes de repartidores

En un pozo oscuro donde la gente parecía

Estar viva. Agonizaba, educadamente, adiestradamente,

Monosilábicamente doblada sobre su escritorio.


Pero la noche iluminaba el teatro en la sala de luces,

Mi puesto era una caja galáctica con cohetes a chorro,

Un observatorio lunar donde extasiados veíamos la ficción

Esos niños rotos como yo, que se rompían como yo,

Que se trataban de curar como yo, espantados y sin suerte.


Una noche brumosa sin cazadores me recibía en el borde,

La casa de madera inclinada para dentro aceleraba el paso,

Tallarines en algún barsucho de artistas, festejo, bullicio,

Planear entre las miradas cazando a guiño: celebridades,

Todos nos sentíamos así, sensacionales protagonistas,

Un poder de hormona y verso, palabra y abrazo, nos dominaba.


Para cambiarle esa cara hipócrita y ese hedor a cosa falsa,

Hubiéramos partido el infierno a dentelladas y sin cubiertos,

Lo hicimos, pagamos los precios de ser libres, así fue.

No hay reclamos. No los puede haber, en mí no. Vivimos.







Ricardo Marcenaro

22 de agosto de 2009



¿Qué? - ricardo marcenaro poema

“El santito no le gusta porque es un puñalero que la sangra, el santito que se la fregó sobre todos, el santito que te crees que sos”; como dice, “que yo que vos” como decimos, “que que que que que que que” como desdecimos… ¿Qué?


Puñetero día, catalana noche, el avión del que quiero que bajes de nuevo.




Ricardo Marcenaro

22 de agosto de 2009

En La vida Se Sufre, ricardo marcenaro poema

En la vida se sufre disparó su boca con un gatillazo entre los oídos, certera, el teléfono cayó de la oreja, debí cortar, mutilado, ...dos,

En la vida se sufre pega sobre mi lóbulo una y otra vez el hachazo de cada letra y un picado final de sufre que se alarga, tortura, mugrienta muerte de uno en las mil muertes del otro, metrallados, sufre, martillado, sufre, sufre, sufre, remachado.

En la vida se sufre ¿me entendés? Tumba, fuego, revuélcate cadáver electrizado por el olvido sobre el camastro, solo, sufre, retumba en la sala mortuoria sola, sufre, sufre, golpeando los azulejos tu ruido a cadáver bolseado, rebotando, goteando, sufre, sufre, en la vida, sufre, sufre, sin tus manos, sufre, sin esos días de sol en que, sufre, sufre, nos llenábamos las bocas, sufre, sufre, de besos profundos, sufre, sufre, que hoy yacen en las profundidades, sufre, sufre, de un océano oscuro, sufre, sufre, gélido, sufre, sufre, en la vida que ya no es y que sigue, sufre.

Sufre, sufre.

En,

Sufre.

Ricardo Marcenaro

22 de agosto de 2009

Sufre.