miércoles, 13 de marzo de 2013

NASA: US - Snow in the Northeastern United States . 13.03.13

Snow in the Northeastern United States
acquired March 9, 2013 download large image (6 MB, JPEG, 4400x5600)

Snow cover sprawled across the northeastern United States in early March 2013. The Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer (MODIS) on NASA’s Terra satellite captured this natural-color image on March 9. Snow cover stretched from West Virginia into Canada, and from the western shore of Lake Ontario to the Atlantic Ocean.
The snow cover lingered in the wake of another winter nor'easter. Meteorologist Jeff Masters of Weather Underground noted that while the storm was bringing significant snowfall to the eastern United States, the storm center was roughly 600 miles (1,000 kilometers) east-southeast of New York City. The storm’s sheer size—roughly 1,000 miles (1,600 kilometers) across—enabled it to affect such a large area.
The storm deposited more than 6 inches (15 centimeters) of snow cover on 17 states, coating the Plains and Midwest before heading east. Some of the highest snowfall totals occurred in the Appalachian Mountains, including 24 inches (61 centimeters) in Franklin, West Virginia.
Snow wasn’t the only hazard posed by the storm; parts of the Massachusetts coast also suffered a storm surge. Arriving during the morning high tide cycle on March 8, the surge led to street flooding, structure damage, and erosion.
  1. References

  2. Masters, J. (2013, March 8) Sprawling Nor’easter still bringing heavy snow, damaging coastal floods. Accessed March 12, 2013.
  3. Weather.com (2013, March 9) Photos: Winter Storm Saturn. Accessed March 12, 2013.
  4. Weather Underground (2013, March 7) Winter Storm Saturn. Accessed March 12, 2013.
NASA image courtesy Jeff Schmaltz, LANCE MODIS Rapid Response. Caption by Michon Scott.
Instrument: 
Terra - MODIS



NASA: US - Snow in the Northeastern United States . 13.03.13



Music: Lhasa de Sela - Bïa et Lhasa de Sela - Los Hermanos - On rit encore (Paris. Trianon. 2000) - Lyrics



Bïa et Lhasa de Sela - Los Hermanos


Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar
En el valle, la montaña,
En la pampa y en el mar
Cada cual con sus trabajos
Con sus sueños cada cual
Con la esperanza delante,
Con los recuerdos detras
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar

Gente de mano caliente
Por eso de la amistad
Con un lloro pa’ llorarlo
Con un rezo pa’ rezar
Con un horizonte abierto
Que siempre esta mas alla
Y esa fuerza pa’ buscarlo
Con tezon y voluntad.

Cuando parece mas cerca
Es cuando se aleja mas
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar.
Y asi seguimos andando
Curtidos de soledad
Nos perdemos por el mundo
Nos volvemos a encontrar.

Y asi nos reconocemos
Por el lejano mirar
Por las coplas que mordemos
Semillas de inmensidad.
Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar

Y asi seguimos andando
Curtidos de soledad
Y en nosotros nuestros muertos
Pa’ que nadie quede atras.

Yo tengo tantos hermanos
Que no los puedo contar
Y una hermana muy hermosa
Que se llama libertad

Lyrics by:
Atahualpa Yupanqui
Argentina


video
 Lhasa - On rit encore (Paris, Trianon, 2000)


Bienvenue en mon cirque
Mon cabaret du ridicule
Ce soir, vous faites l'homme fort
Et moi, je joue les funambules

L'homme fort, sachez
Doit d'abord avoir l'air de faire
Un grand effort en silence
Il danse tout seul avec la mort

Nous sommes d'ici
Nous sommes gentils bien sur
Nous sommes plus forts plus forts que la nature nature
Nos avancions rayonnant
D'optimisme et d'amour
Qu'on a tout vu, tout vu
Et on rit encore encore

Et cependant je continue
Moi à risquer ce qui bouge dans mon ventre
Vous êtes si stoïque
Et moi si imprudente

C'est si burlesque
Si pittoresque
L'homme fort et la jeune funambule
Jouant à la cachette dans un hôtel qui brule

Nous sommes d'ici
Nous sommes gentils bien sur
Nous sommes plus forts plus forts que la nature nature
Nous avancions rayonnant
D'optimisme et d'amour
Qu'on a tout vu, tout vu
Et on rit encore encore





Music: Lhasa de Sela - Bïa et Lhasa de Sela - Los Hermanos - On rit encore (Paris. Trianon. 2000) - Lyrics







Poetry: E. E. Cummings - i shall imagine life - in spite of everything - she being Brand... (XIX) - Links to his poems





i shall imagine life

is not worth dying,if
(and when)roses complain
their beauties are in vain

but though mankind persuades
itself that every weed's
a rose,roses(you feel
certain)will only smile 





 in spite of everything

in spite of everything
which breathes and moves,since Doom
(with white longest hands
neatening each crease)
will smooth entirely our minds

-before leaving my room
i turn,and(stooping
through the morning)kiss
this pillow,dear
where our heads lived and were.




 she being Brand... (XIX)

she being Brand

-new;and you
know consequently a
little stiff i was
careful of her and(having

thoroughly oiled the universal
joint tested my gas felt of
her radiator made sure her springs were O.

K.)i went right to it flooded-the-carburetor cranked her

up,slipped the
clutch(and then somehow got into reverse she
kicked what
the hell)next
minute i was back in neutral tried and

again slo-wly;bare,ly nudg. ing(my

lev-er Right-
oh and her gears being in
A 1 shape passed
from low through
second-in-to-high like
greasedlightning)just as we turned the corner of Divinity

avenue i touched the accelerator and give

her the juice,good

(it

was the first ride and believe i we was
happy to see how nice she acted right up to
the last minute coming back down by the Public
Gardens i slammed on

the
internalexpanding
&
externalcontracting
brakes Bothatonce and

brought allofher tremB
-ling
to a:dead.

stand-
;Still) 



Poetry: E. E. Cummings - i shall imagine life - in spite of everything - she being Brand... (XIX) - Links to his poems 






English:



Español:









Estrategia: El Arte de la Estrategia - Confucio - Parte 2 - Segundo Libro Clasico - Links






Segundo Libro Clásico

La situación en que nos hayamos cuando todavía no se han desarrollado en nuestro ánimo la alegría, el placer, la cólera o la tristeza, se denomina "centro". En cuanto empiezan a desarrollarse tales pasiones sin sobrepasar cierto límite, nos hallamos en un estado denominado "armónico" o "equilibrado". El camino recto del universo es el centro, la armonía es su ley universal y constante.

Cuando el centro y la armonía han alcanzado su máximo grado de perfección, la paz y el orden reinan en el cielo y en la tierra, y todos los seres alcanzan su total desarrollo.

El hombre noble, cualesquiera que sean las circunstancias en que se encuentre se adapta a ellas con tal de mantenerse siempre en el centro. En cuanto conseguía una nueva virtud, se apegaba a ella, la perfeccionaba en su interior y ya no la abandonaba en toda la vida.

Mucho más excelente es la virtud del que permanece fiel a la práctica del bien, aunque el país se halle carente de leyes y sufra una deficiente administración.

El camino recto o norma de conducta moral debemos buscarla en nuestro interior. No es verdadera norma de conducta la que se descubre fuera del hombre, es decir, la que no deriva directamente de la propia naturaleza humana.

Quien desea para los demás lo mismo que desearía para sí, y no hace a sus semejantes lo que no quisiera que le hicieran a él, éste posee la rectitud de corazón y cumple la norma de conducta moral que la propia naturaleza racional impone al hombre.

La perseverancia en el camino recto y la práctica constante de las buenas obras, cuando han alcanzado su prado máximo de perfección, producen óptimos resultados; del mismo modo, el fiel cumplimiento del deber dará lugar a beneficios sin límite, siendo su causa unas fuerzas de naturaleza sutil e imperceptible.

Existen cinco deberes fundamentales, comunes y tres facultades para practicarlos. Estos deberes se refieren a las cinco relaciones siguientes: las relaciones que debe existir entre el príncipe y los súbditos, entre el padre y sus hijos, entre el marido y la esposa, entre los hermanos mayores y los menores, y entre los amigos. El recto comportamiento en estas cinco relaciones constituye el principal deber común a todos los hombres.

Para el buen gobierno de los reinos es necesaria la observancia de nueve reglas universales: el dominio y perfeccionamiento de uno mismo, el respeto a los sabios, el amor a los familiares, la consideración hacia los ministros por ser los principales funcionarios del reino, la perfecta armonía con todos los funcionarios subalternos y con los magistrados, unas cordiales relaciones con todos los súbditos, la aceptación de los consejos y orientaciones de sabios y artistas de los que siempre debe rodearse el gobernante, la cortesía con los transeúntes y extranjeros, y el trato honroso y benigno para con los vasallos.

Si antes de ponernos a hablar determinamos y escogemos previamente las palabras, nuestra conversación no será vacilante ni ambigua. Si en todos nuestros negocios y empresas determinamos y planeamos previamente las etapas de puesta actuación, conseguiremos con facilidad el éxito. Si determinamos con la suficiente antelación nuestra norma de conducta en esta vida, en ningún momento se verá nuestro espíritu asaltado por la inquietud. Si conocemos previamente nuestros deberes, nos resultará fácil su cumplimiento.

El que no es fiel y sincero con sus amigos, jamás gozará de la confianza de sus superiores.

Cuando el hombre prudente es elevado a la dignidad soberana, no se enorgullece ni envanece por ello; si su posición es humilde, no se rebela contra los ricos y poderosos. Cuando el reino es administrado con justicia y equidad, bastará su palabra para que le sea conferida la dignidad que merece; cuando el Reino sea mal gobernado, y se produzca disturbios y sediciones, bastará su silencio para salvar su persona.

Todos los seres participan en la vida universal, y no se perjudican unos a otros. Todas las leyes de los cuerpos celestes y las que regulan las estaciones se cumplen simultáneamente sin interferirse entre sí. Las fuerzas de la naturaleza se manifiestan tanto haciendo deslizar un débil arroyo como desplegando descomunales energías capaces de transformar a todos los seres, y en esto consiste precisamente la grandeza del cielo y de la tierra.

El sabio pretende que sus acciones virtuosas pasen desapercibidas a los hombres, pero día por día se revelan con mayor resplandor; contrariamente, el hombre inferior realiza con ostentación las acciones virtuosas, pero se desvanecen rápidamente. La conducta del sabio es como el agua: carece de sabor, pero a todos complace; carece de color, pero es bella y cautivadora; carece de forma, pero se adapta con sencillez y orden a las más variadas figuras.

Contrólate a ti mismo hasta en tu casa; no hagas, ni aún en el lugar más secreto, nada de lo que puedas avergonzarte.
Sin ofrecer bienes materiales el sabio se gana el amor de todos; sin mostrarse cruel ni encabezado, es temido por el pueblo más que las hachas y las lanzas.

La pompa y la ostentación sirven de muy poco para la conversión de los pueblos.



Estrategia: El Arte de la Estrategia - Confucio - Parte 2 - Segundo Libro Clasico - Links