sábado, 7 de noviembre de 2009

Painter: Matisse Henri (1869-1954) Part 3

Femme chapeau


Figures


Flowers


A Game of Bowls


Henri Matisse (clic here Wiki) (31 December 1869 – 3 November 1954) was a French artist, known for his use of colour and his fluid, brilliant and original draughtsmanship. He was a master draughtsman, printmaker, and sculptor, but excelled primarily as a painter. Matisse is regarded, with Picasso, as the greatest artist of the 20th century. Although he was initially labelled as a Fauve (wild beast), by the 1920s, he was increasingly hailed as an upholder of the classical tradition in French painting.[1] His mastery of the expressive language of colour and drawing, displayed in a body of work spanning over a half-century, won him recognition as a leading figure in modern art.

Early life and education

Henri-Émile-Benoît Matisse was born in Le Cateau-Cambrésis, Nord, France, he grew up in Bohain-en-Vermandois, Picardie, France, where his parents owned a seed business. He was their first son. In 1887 he went to Paris to study law, working as a court administrator in Le Cateau-Cambrésis after gaining his qualification. He first started to paint in 1889, when his mother had brought him art supplies during a period of convalescence following an attack of appendicitis. He discovered "a kind of paradise" as he later described it,[2] and decided to become an artist, deeply disappointing his father.[3][4] In 1891, he returned to Paris to study art at the Académie Julian and became a student of William-Adolphe Bouguereau and Gustave Moreau. Initially he painted still-lifes and landscapes in the traditional Flemish style, at which he achieved reasonable proficiency. Chardin was one of Matisse's most admired painters; as an art student he made copies of four Chardin paintings in the Louvre.[5] In 1896 he exhibited 5 paintings in the salon of the Société Nationale des Beaux-Arts, and the state bought two of his paintings.[6] In 1897 and 1898, he visited the painter John Peter Russell on the island Belle Île off the coast of Brittany. Russell introduced him to Impressionism and to the work of van Gogh (who had been a good friend of Russell but was completely unknown at the time). Matisse's style changed completely, and he would later say "Russell was my teacher, and Russell explained colour theory to me."[4]

Matisse was influenced by the works of Nicolas Poussin, Antoine Watteau, Jean-Baptiste-Siméon Chardin, Edouard Manet, and the post-Impressionists Cézanne, Gauguin, van Gogh, and Signac, and also by Auguste Rodin, and Japanese art.[citation needed] Matisse immersed himself in the work of others and got in debt from buying work from many of the painters he admired. The work he hung and displayed in his home included a plaster bust by Rodin, a painting by Gauguin, a drawing by van Gogh, and most importantly, Cézanne's Three Bathers. In Cézanne's sense of pictorial structure and colour Matisse found his main inspiration.[7] Many of his paintings from 1899 to 1905 make use of a pointillist technique adopted from Signac. In 1898, he went to London to study the paintings of J. M. W. Turner and then went on a trip to Corsica.[7]

With the model Caroline Joblau, he had a daughter, Marguerite, born in 1894. In 1898 he married Amélie Noellie Parayre; the two raised Marguerite together and had two sons, Jean (born 1899) and Pierre (born 1900). Marguerite often served as a model for Matisse.


A Sitting Nude




Henri Émile Benoît Matisse (clic aquí Wiki) (31 de diciembre de 1869 - 3 de noviembre de 1954) fue un pintor francés conocido por su uso del color y por su uso original y fluido del dibujo. Como dibujante, grabador, escultor, pero principalmente como pintor, Matisse es reconocido ampliamente como uno de los grandes artistas del siglo XX. Al inicio de su carrera se le identificó con el fauvismo y para los años 20s ya se había destacado por su maestría en el lenguaje expresivo del color y del dibujo, la cual desplegó en una inmensa producción que se extendió por más de medio siglo, la cual consagró su reputación como una de las figuras centrales del arte moderno.

Biografía


Nació en Le Cateau-Cambrésis, una pequeña localidad al norte de Francia, en el seno de una familia dedicada al comercio, específicamente de droguería y semillas. Inició estudios para seguir la tradición familiar, pero durante una convalecencia empezó a pintar y entonces descubrió su vocación. Se trasladó a París, asistió a cursos en la Academia Julián y en 1892 ingresó en la Escuela de Bellas Artes, recibiendo clases en el taller del pintor simbolista Gustave Moreau, donde coincidió con Rouault, Camoin y Marquet, además de relacionarse también con los artistas Dufy, discípulos de Pierre Bonnard.

Al comienzo de su trayectoria artística practicó el dibujo del natural en un estilo más bien tradicional, como se aprecia en El tejedor bretón, y realizó copias en el Louvre. Más adelante pasó a pintar luminosos paisajes de Córcega y de la Costa Azul, dejándose llevar por los aires impresionistas de la época, y practicó esporádicamente el divisionismo.

En algunas de sus figuras pintadas hacia fin de siglo está presente la influencia de Cézanne, pero a partir de 1907 su estilo se hizo más definido y pintó a la manera fauve: supresión de detalles y tendencia a la simplificación, con lo que obtuvo cuadros impregnados de paz y armonía, como Lujo, calma y voluptuosidad o El marinero de la gorra. Mediante zonas de color diferenciadas, tradujo la forma de los objetos y el espacio existente entre ellos, además de introducir arabescos y crear un ritmo característico en sus cuadros, como en Las alfombras rojas. Su uso del color fue de una gran sensualidad, aunque siempre muy controlada por una metódica organización estructural. Como él mismo declaró: «Sueño con un arte de equilibrio, de tranquilidad, sin tema que inquiete o preocupe, algo así como un lenitivo, un calmante cerebral parecido a un buen sillón». Otro de sus rasgos peculiares es la sensación de bidimensionalidad de cuadros como La habitación roja (o Armonía en rojo) o Naturaleza muerta con berenjenas, en los que la ilusión de profundidad queda anulada mediante el uso de la misma intensidad cromática en elementos que aparecen en primer o en último plano.

En 1912 y 1913 viajó a Marruecos, donde la luz le inspiró cuadros sobre paisajes mediterráneos de gran colorido, como Los marroquíes.

Hacia 1916 se inició un período en el que se percibe la influencia del movimiento cubista, de creciente importancia, que se traduce en un concepto más geométrico de las formas y una simplificación aún mayor, como en El pintor y su modelo.

Hacia 1917 se instaló en Niza, conoció a Renoir, y su estilo se hizo más sutil. Produjo en este período algunas de sus obras más célebres, como Ventana en Niza y la serie de las Odaliscas, donde queda claramente plasmado el gusto de Matisse por la ornamentación y el uso de arabescos. En los años siguientes viajó por Europa y Tahití, donde concibió la obra en gran formato La danza.

Hacia la década de 1940, el colorido de sus telas se tornó más atrevido, como en La blusa rumana y en el Gran interior rojo, antecedentes de los gouaches que realizó a finales de los años cuarenta, en los que cortaba y pegaba papeles coloreados. Es famosa en esta técnica su serie Jazz, de 1943-1946.

En 1950 decoró la capilla del Rosario de los dominicos de Vence, en la obra que mejor expone su tendencia simplificadora hacia formas más planas. Realizó así mismo un gran número de dibujos a pluma e ilustraciones para escritores como Mallarmé y Joyce. En cuanto a sus grabados, el número de piezas alcanza las quinientas, entre litografías, aguafuertes y xilografías. También esculpió en bronce y colaboró escribiendo artículos para distintas revistas especializadas.

En 1963 se abrió en Niza el Museo Matisse, que reúne una parte de su obra. Henri Matisse es considerado junto con Pablo Picasso uno de los más grandes artistas del siglo pasado.

2 comentarios:

  1. No sé como logras que todo se vea más lindo en este blog: fotos, videos, slide...también la música se escucha uuuuummmm...Saludos ang.....
    Dalia

    ResponderEliminar
  2. Gusto por el trabajo y mucho trabajo.

    ResponderEliminar